mi?rcoles, 27 de julio de 2011

Mapa de Abraham Ortelius, Ámsterdam 1597. Hiperbórea.

Hiperbórea era una región situada en las tierras septentrionales aún desconocidas, al norte de Tracia. Su nombre deriva del Griego y significa "Más allá del Norte"

¿Quiénes son los hiperbóreos ?

 Las doctrinas de los antiguos afirman que la humanidad ya existía antes de aparecer sobre el universo físico, en un nivel de existencia diferente, en un mundo sin tiempo. La marcha cíclica del Cosmos habría traído consigo la incorporación, la materialización de la humanidad. Es decir, el mundo material sería reflejo materializado de un “otro mundo”, la plasmación sobre el lienzo del espacio-tiempo de un “otro mundo”.

Thule. La tradición aria indica que esta morada de los dioses se hallaba en el extremo septentrión. Fue mencionada por primera vez por el geógrafo y explorador griego Piteas de Massalia (actual Marsella) en el siglo IV a. C. Piteas dijo que Thule era el país más septentrional, seis días al norte de la isla de Gran Bretaña, y que el sol de pleno verano nunca se ponía allí.. En el capítulo primero de “NS, historia y mitos”, decíamos que esta patria polar fue “una enorme isla de Hielo rodeada de altas montañas transparentes como el diamante”. Hiperbórea no habría sido, sin embargo, glacial: “en el interior del país reinaba un dulce calor en el que se aclimataba perfectamente una vegetación verdeante. Las mujeres eran de una belleza indescriptible. Las que habían nacido en quinto lugar en cada familia poseían extraordinarios dones de clarividencia”. Los hombres de Hiperbórea, descendientes de “Inteligencias del Espacio”, es descrito en el “Libro de Enoc” (cap. CVI-CVII): “Su carne era blanca como la nieve y roja como la flor de la rosa; sus cabellos eran blancos como la lana; y sus ojos eran hermosos”. En la capital de Hiperbórea, Thule, “vivían los sabios, los cardenales y los doce miembros de la Suprema Iniciación…”

Precisamente se creía que el dios-viento Bóreas habitaba en Tracia, y los hiperbóreos, sus hijos, lo harían más al norte de este reino, en el país de Hiperbórea. Se les atribuían costumbres primitivas: Sileno, en una de sus fábulas, decía que fueron los primeros hombres en ser visitados por los habitantes de otro continente más allá del océano que, asustados por lo que se encontraron, regresaron a su país y no volvieron más, estos además eran inmortales, además de ser descritos como semi-dioses. El dios Apolo conducía cada diecinueve años su carro hacia esta región para rejuvenecer.

La tierra de los Hiperboreos era simplemente perfecta, un sol tenue que brillaba las 24 horas, abundante agua pura y una increíble vegetación.

 


Comentarios